Fortaleciendo la cadena del Aftermarket Automotriz
Principales plantas armadoras  de autos en México, un dato importante para el futuro del sector automotriz.La industria automotriz mexicana se ha posicionado como un principal exportador del sector, cabe resaltar las ventajas de la mano de obra y ubicación geográfica siendo una importante atracción para nuevas inversiones aumentando las posibilidades de crecer en el marco de la producción del mercado interno y externo.

Noticias - Público profesional Automotriz

Principales plantas armadoras de autos en México, un dato importante para el futuro del sector automotriz.

La industria automotriz mexicana se ha posicionado como un principal exportador del sector, cabe resaltar las ventajas de la mano de obra y ubicación geográfica siendo una importante atracción para nuevas inversiones aumentando las posibilidades de crecer en el marco de la producción del mercado interno y externo.

En 2016 la producción mundial de automóviles fue de 45 millones 509 mil  693 unidades, donde  México ocupa el séptimo lugar en la lista con 3 millones 565 mil 469 unidades donde las principales armadoras que  desde el año 2007 han tenido un gran auge en nuestro país están ordenadas de la siguiente manera: Nissan con 848 mil 088 unidades, GM con 703 mil 030, FCA México (Fiat Chrysler Automobiles)  con 459 mil 116, seguidas por Volkswagen con 414 mil 685, Ford 390 mil 528 unidades, Honda con 253 mil 988, Toyota con 139 mil 427 sumándose a este gran listado a partir del año 2014 Mazda con 149 mil 235 unidades y en 2016 KIA con 107 mil 500 unidades, teniendo un crecimiento en general del 1.96 por ciento, de acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz y ARIDRA.

Con la informaciòn presentada estamos seguros de que la producción automotriz seguirá creciendo, sobre todo en las relaciones con las armadoras asiáticas y europeas como KIA, Nissan, Mazda, Honda, Toyota, Volkswagen, Audi y BMW fortaleciendo lo lazos de cooperación aún más.

Respecto a los escenarios que en los últimos meses se han disipado sobre el sector automotriz y la cancelación de algunas inversiones, aun cuando México  deje de exportar a E.U. la producción no se detendría, habría que entender que nuestro país vecino consume más de lo que produce , por ejemplo, el año pasado produjo 12 millones de autos y consumió 17 millones de autos, es decir, tuvo que importar vehículos de los que 2 millones se importaron desde México, además la capacidad para cubrir la demanda de las plantas armadoras en Estados Unidos están casi a su límite.

Hoy por hoy se está entendiendo que la diversificación es un buen aliado puesto que las empresas seguirán invirtiendo en nuestro país como lo han venido haciendo desde hace muchos años, de hecho las empresas asiáticas y alemanas podrían redirigir hacia otros nichos de mercado las producciones hechas en México, por ejemplo, los vehículos que se fabricarán en las nuevas plantas mexicanas como la serie 3 de BMW, Corolla de Toyota, Focus de Ford, Tiguan de VW, camioneta Terrain de General Motors y Q5 de Audi se exportarán a diversas naciones de todo el mundo.

Las armadoras visualizan su trabajo a largo plazo, y pesé a las amenazas arancelarias de Trump, por cuatro años que dura su periodo electoral, las armadoras no cambiarán los planes que tienen previstos hasta 12 años pues México es muy atractivo por los costos de mano de obra y, aunque Estados Unidos fabrique sus propios vehículos para su nicho de mercado local su costo podría incrementar.

Gracias al repentino deseo por invertir en nuestro país se espera que estén instaladas 20 plantas armadoras para el 2019, a diferencia de 12 plantas en 2008.